''el mar borra por la noche. la marea esconde. es como si no hubiera pasado nunca nadie. es como si no hubieramos existido nunca. si hay un lugar en el mundo en el que puedes pensar que no eres nada, ese lugar está aquí. ya no es tierra, todavía no es mar. no es vida falsa, no es vida verdadera. es tiempo. tiempo que pasa. y basta''
A. Baricco

miércoles, diciembre 30

duele



entonces parte de mí se derrama
salpicando los tobillos




martes, diciembre 29

¿cómo hago para volver sin las manos empapadas?
¿cómo para saber que hay algo dentro que aún puede servir?
¿cómo para sentir con certeza que ese será un final posible
                                          pero que me falta el mientras? 

cuándo escriba mi espalda con palabras nuevas.
entonces.
en la cavidad del silencio, una gota de tinta.

domingo, diciembre 27

senza título I

En la sombra del viento
me llegó la sal del mar.
Que me circundara, que me contrajera en un balbuceo anodino
en palabras que no se oyen en medio del agitado discurrir de las olas,
que no me dejara mayor escapatoria
que la vastedad, que la inconsciencia
y la intolerancia de las que gemían contra las rocas
y se arrastraban agobiadas por la arena.
Todo eso querría -eso, que soñé compartido-
sería el auxilio.
Si llegara,
sal arriba, sal abajo
sería yo el mar -yo-
[Dijo que] mi reflejo -y eldevosyellos-
está en el agua
que quema impetuosa, sin contemplación
para volver a empezar
                         virgenincólume
Y será siempre un ir y venir.
Ahí, de nuevo
seré la que jamás fue
porque quien entra y sale -leí-
regresa con un poco de mar
ineluctable


silencioso, espera, tu inconcebible -escabroso- fin está adonde llegue mi mano con ojos de pez

soñé con tu poema
no te habías ido
pero inexplicable,
                            dejé de verte

don't do this to me, again

sábado, diciembre 26

el olor a lluvia furiosa que me trae el sur -el sur-
no dejar de pensar en lo que el mar sería si
Por la blanda arena, que lame el mar, su pequeña huella, no vuelve más
pasar la lengua por los labios morados
y sentir los resabios dulces del vino
tirarme boca arriba en la tierra fresca, la boca
tu boca junto a mi boca, paloma, palomita hay.
ver hacia el cielo
Por el cielo, ahí van!, desplomándose.
arrancando con los ojos las hojas de ciruelo
y las copas de pino azul, el sol
vuelve luz al camaleón, del cielo gris al sol 
o apoyada mi pera en el suelo
ver las raíces a través del pasto y las hojas secas
me enamoré de tus hojas secas, me enamoré del futuro incierto,
me enamoré de todos los días en que nos vimos por vez primera otra vez



viernes, diciembre 18

senza título

elmarelmarelmar
en la longitud de una visión inabarcable,
tu perfil.
el silencio en el medio de mis pies y el agua que regresa
entre suspiros de bordes que no existen por dos.
únicos.
estás tan allá del mar
la marea -la marea- subrepticia te trae, despacio
cuando lo que me dejaría creerte es cubierto por una doble noche
en ese instante te trae
entonces sólo veo lo que quedó, perdido, de tus piernas en la arena
cómplice ella de tu falsa intención de quedarte para siempre con mi gesto
ése mío que combina con la vastedad del mar -me dijiste- o lo inventé-
mañana el mar -sólo él- me hará olvidarte,
sé que ahí -en la nada de lo que sólo puede casi ser- ya no vas a estar.
te busco en el mar
busco en el mar
en el mar
elmar



domingo, diciembre 13

se aferró a mis huesos
abandonados en el suelo
la fusión se consumó en un abraso vehemente
sin confín
entonces la muerte natural fue agua
y yo barro
desaparecidos en un azul transeúnte


miércoles, diciembre 9

lo abrí y salió
del ojo un beso
rodó escaleras abajo
se llenó de pelusas
y me lo guardé en el bolsillo:
tus labios estaban resecos.
el tiempo.
en la soledad de bolsillo
se esconde lo sin-nombre
impronunciable
peroperopero

no, no me sale


vomité otra vez
las palabras me cayeron mal
los gestos sólo me producían naúseas
como un engranaje en la garganta
sólo me incitaba a escupir lo que me producía tu voz
inventada, pero tuya
sólo conozco las letras que te nombran
cuánta cosa pululenta

y yo que evitaba la reincidencia

martes, diciembre 8

y la brecha es enorme hoy
qué tal López, te dije
moviste la cabeza
y el mundo se cayó
hacia un costado

lunes, diciembre 7

no, no, no, no
sos literatura
y es la muerte.

miércoles, diciembre 2

VII

hoy en la sombra vi cómo el agua se deslizaba por mis pechos,
entonces lo recorrí todo con tus dedos
          para que te confundieras en mi cintura
y te olvidaras porqué habías venido.

noche

me callo porque puedo desapercibirme
abrir un ojal y oír la sola dimensión del otro lado
me dejo ahí, sentada y muda
para metamorfosearme en todo lo que menos dure,
en lo más ínfimo de la noche
entonces sólo basta un gemido
y sé que está:
un fantasma de lo que serías
si te eligiera inconciente.

lunes, noviembre 30

VI

ya no puedo pensar en vos
es sentir que de mi sien son arrancados tornillos sin desenroscar
como si se desmoronara con toda su magnitud la frente sobre mis labios
como si la nuca se me escindiera por un golpe inconcebible
es sentir que los hemisferios ya no caben y que la presión me agoniza.
Perdoname Octavio, pero ya no puedo.

domingo, noviembre 29


lo ridiculo
un estrujar intrínseco
como si,
si nada,

como una tanza
que tira para abajo
que al volver raspa
y se enrosca más
ridicula
te reís, nerviosa
pero sola,
un secreto
lo que no podés tocar
eso
y nadie
como si supieras
otro cigarrillo
o hasta mañana
y que deje de quemar
lo que ni siquiera punza
sinónimo

es el tamaño
y cómo importa
no, no
es la incisión
el sadismo
es el desgarro
el hilo
el pulso
otra vez
sólo puede ser
(el vacío)

inquieta
como resultado
de lo que no
rebelde
e insospechable
es gris seco
el color
(el olor)
si me doy el pecho vuelta
y rayado
un huequito
desde ahí
y todo se reduce
a que estoy acá
envenenando
(me)
corroyendo
y sobretodo
ridícula
y poco consistente

acabóse
cuando roe


y tenés talento.
encima.

viernes, noviembre 27

Volo

quiero rasparte y quedarme con el olor salado de tu pecho
y en un espasmo de excitación esta madrugada perder mis uñas en tu espalda.
porque no quiero que te vayas,
por eso.

s/t

A Elda

algo así como inexplicable
pienso en vos y lloro silente
ojalá nunca te hubieras ido
sí, egoísmo mode on
pero es que te extraño
para siempre

miércoles, noviembre 25

V

pisó el cordón y acto seguido, la cuneta.
así se lo llevó la lluvia de ayer.
está por ahí, yo sé
aferrando una hojita
o armando un barco de papel
de todas maneras,
aún se lo busca.

lunes, noviembre 23

sopranía


lo atravesaba todo con su voz
sin palabras
entre la garúa constante y suave,
sólo ella.

[ agradezcote pequeña ]

hiper

me asomo para ver cómo la melancolía
cae vertical, cómo queda ahí, sujeta,
espesa, entre el suelo y el cielo,
tan tupida que las lágrimas se vuelven ingrávidas
y se mezclan con el sudor húmedo del sueño febril.
entonces, desnuda, salgo,
cierro los ojos, con el mismo ritmo de mi corazón,
me descomprimo, en un segundo de cenit máximo
y en ese estado mayúsculo me disperso,
y me hago espacio, porosa,
silenciosa pero inevitable.

sábado, noviembre 21

apetito



invento
que sé quién sos
y construyo
tu virtualidad
según lo que le conviene
a mi lengua
y la delectación,

martes, noviembre 17

qua


el vacío se abre como la tinta,
se dispersa ubicua
y empuja y corroe
entonces ya no se respira
y el pulso en la piel
retumba profundo
hay que cerrar la boca,
juntar los labios
porque intentará escaparse
y el fin será una maraña de afueras.

I'm gonna steer clear



nada. el escucharla basta. y más de él. puf. eso.


domingo, noviembre 15

IV

Estudiaba y se tocaba, inevitablemente, la cara, siempre. El ojo, la nariz, la frente, rascaba, apretaba, el pelo, el cuello, las sienes, raspaba. Sus dedos conocían todas sus pecas, si algún día se quedaba ciega sabría reconocerse, no podría confundirse. Hasta que hurgó de más en su mejilla y descubrió su incipiente muela del juicio y mucha baba y sangre.

ruego

sábado, noviembre 14

geometría sólida

des-doblarnos
hasta desaparecer,
pero juntos.
que al cruzarnos entre nuestros brazos
nos des-envolvamos
hacia lo otro,
sin nombre.
hacia el sólido espacio temporal
que nos rodea
y que la piel se haga tela para esconder-nos del tiempo

miércoles, noviembre 11

III

Olvidate de mí para siempre, suprimime de tu vida, levantate mañana y empezá de nuevo, sin mí. Como si nunca hubiéramos sido. Hoy me desdibujo sin vuelta atrás de todo lo que sos. No quiero hablar de un nosotros que perdimos cuando te lloré y te grité tan fuerte que se me cortó la piel, cuando vi que sentía placer al ver la sangre que manaba de lo que algún día parimos. Un placer casi extásico cuando me fui dando un portazo y te dejé con toda tu estupidez en el alfeizar de tus labios. La edad nunca me importó, mi temeridad siempre estuvo un paso adelante. Las fichas que me jugué y vos triturabas con enorme y atroz silencio, hicieron que yo soltara la guillotina y apretara la flecha que se dirige a la izquierda en el teclado. Lograste que escupiera ácido que terminó por consumir tu huella dactilar de mi cuello. Pero aún creo que mereces conocer toda esta putrefacción. Si alguna vez lo dudaste, sí, definitivamente te amé, pero ahora sé que era un amor enfermo que condimentamos con engaños y simulacros. Ya no quiero ver tu risa burlona y tu desinterés pintado en la cara. Olvidate, nunca fui tuya...

Santiago, esta es la nota que se encontró junto al cuerpo, o al menos una parte, transcribí lo que pude, vos viste la sangre que había ahí, todavía siento el olor. No sé si todo esto sirva a tu historia. Igual sigo pensando que sos un morboso.
Un beso, Clara.

lunes, noviembre 9

II

Cuando ella se dio cuenta, el cuchillo, la ira y la lujuria ya estaban sobre su cuello y la línea fue cuestión de un instante. Su conciencia, palabras y respiración se estamparon en el mosaico, salpicando muerte.

domingo, octubre 25

I

El caballo enloqueció y caí a este pasto casual y ridículo de pradera de cuadro. Y me quedé acá, tendida, mirando. El calor y siempre la misma cuestión, hasta el fin de los días, buscando, llevando. Una rebelión, un día de estos, pero tengo que pensarlo bien, porque así nomás no. ¿Será que el peso que llevan es como de algodón de azúcar? no me explico y siempre en línea. Me odian ahora, pero bueno, soy yo y hago lo que quiero y si quiero me quedó acá en medio, toda la tarde, eso. Bah, otra vez. y ahora ¿cómo hago? Será cuestión de rodear esto. Yo todo el tiempo lo repito: se viene cosas importantes y éso es la exterminación, como ya ha pasado. Yo les digo, o hacemos la nuestra o dejamos de arriesgarnos. Yo así no salgo más. Un día de éstos no vuelvo. Juro que rodeo ésto como ahora y me voy por ahí. Ahí viene una. Sí, no podés pasar, ya no hay rastro ¿eh? ¿y si te aplasto? Si me ven puedo hacerme la desentendida, la que justo se desperezó y te tiró el brazo encima o el meñique ¿cuántas veces ha pasado? Un día de estos me levanto contrariada y vengo. Es tu día de suerte, mirá.
- ¿qué hacés acá tirada, Gertrudis?
Y como un estúpido la pisó.

sábado, octubre 24

ἔπος


τοσούτος χρόνον ὡς πεπαυται λέγων τλεῖον ἐσφάλκε
τοὺς χλωρούς φυλλοὺς ἂνεμος ἒπαυον
καὶ ῾ο γλυκύς ὓετος αὐτής
εὐτύχησε καὶ συν ἐκεινου τελειοῦ καιροῦ βουλέματι


(cayó por tanto tiempo que dejó de contar
el viento acariciaba sus hojas verde claro
y la lluvia su tierra
fue feliz incluso con la decisión de ese último instante)

esto lo escribí por una foto muy genial, sobre una planta que se arrojó desde un balcón, y aquí

domingo, octubre 18

que los dioses

Criatura, ¿Hacia dónde arrastras tu acelerado pie por las habitaciones? Resiste y reprime tus iras y refrena tu ímpetu. Insegura ha llevado sus pasos, cual ménade inspirada por dioses, cuando enloquece después de que ha sido presa de un dios: por la cumbre del Pindo nevado o por las alturas de Nisa, así corre ella por aquí y por allá con movimiento feroz llevando en su rostro señales de delirio frenético. Su candente faz convoca aliento desde lo más hondo, grita, sus ojos riega con copioso llanto, sonríe: aquella capta muestra de todo sentimiento. Se paraliza, amenaza, se agita, se queja, gime. ¿Adónde podría tender el peso de su alma, dónde depondría sus amenazas, dónde se quebrará el oleaje? La desborda el delirio. No repasa consigo un crimen fácil o mediano, se superará: hemos conocido indicios de su vieja ira. Se aplica a algo grande feroz, desmesurado, impío: percibo el rostro del delirio. ¡Que los dioses engañen a miedo!”

domingo, octubre 11

something o lo que un día


Voices with poetry and music call me. Not, they do not say my name, but my soul, they're singing words from my body, every space of me, taking off my tears, my smile, my eyes
like a sweet break of bones, desired, hanging out my skin, lying on your whisper's air, in a circus of false nightmares
that's my dream wearing a different t-shirt, hiding from an unbelievable monster of texture, hugging sand, memories. i can see through glass at least today
spring is waiting, i'm sitting on the grass, touching the beginning, getting dirty my hands, but quietly happy

that's still me (a time ago)

oh dói


amé esto hoy, que la vida me encuentre así y esta voz.


libertà




subí,
me desnudé,
dejé
que el viento me perdiera entre sus rayos.
aullé
hasta que los escalofríos colaron mi piel
me mareé,
y supe
que tenía que volver
que restan miles de acantilados
y tiempo
para ese magnetismo inevitable.
descalza de lo que es todo.



viernes, octubre 2

nunc




Inyectame ese aire
para que cuando me arroje no destruya la tierra
luego podré exiliarte hacia lo diametral
volveré a su lugar los ojos, los daré vuelta
así, caleidoscópica, nadaré en el almíbar de otros nombres
trenzaré pestañas, desarmaré laberintos,
para multiplicarlos
que el agua nos ahogue ahora, rozando lo indecible.



eso sería el azar / jude:

martes, septiembre 8

suavium

si le sangraban los labios fue por el beso que no fue,
o que se perdió en el tiempo, en los días sin,
en las noches consigo. se secaban por el aire en suspenso,
por la lluvia sin fin, sin estrellas, por la oscuridad intrínseca,
porque eran de papel de carta sin enviar,
de distancias sin cruzar, de abismos de amor,
de un noséqué infranqueable.

lunes, agosto 24

de repente

como el pulso.
como el pulso,
acelerado y subterraneo,
pausado e interminable,
hilado detras de una costilla,
se entierra en ancla,
se pierde en la piel.. corta el aire.
está escondido en el vértice de un esquina,
espiando de espaldas.
se detiene porque se divierte,
pero vuelve, enloquece.
y se derrama en goteo en el suelo,
y dentro de poco se rearma,
subrepticiamente desaparece en la oscuridad,
absorbido en la respiracion.
y los muebles de casa aún respiran su último movimiento, chirriando,
al cerrar los ojos, trepa, desgarra, roza,
quitándote de nada,
y se aferra a las pestañas,
pero cae licuado en agua,
hasta los labios, el cuello..
arrastrandolo todo, y llevándose los gritos


te quiero para siempre de los siempres, Emily, agradecida por ti. (la coproductora)

miércoles, julio 29

Hoy

Hoy no podía dejar de dibujarme la mano, ojos entre dedos y sueños en el dorso,
un simple rayón y tuve que ser yo misma de nuevo.

volar





sueña con ser-lo todo, desarmarse en la infinita nada, volar y perderse para siempre, en el gris del casi-día o en el carmesí-uva del final.

En ese momento Kiki tiró bruscamente el piolín y el papalote olvidó lo que estaba pensando.








1

Ella tiene la necesidad de arrancarse, de arrancarse de a colores,

una imagen de furibundismo, y frenesí, como de a pedazos

y quedar como una luz de (auto-)comprensión.

Reír hasta que la mueca se agote de la tirantez.

Y sentir que en su mano aún hay arena.

A veces esto

A veces escribo, a veces dibujo, a veces no hago nada, a veces soy miles de cosas, otras simplemente miro a la gente pasar en una vorágine de sensaciones, o me quedo pasmada por la infinidad del cielo. Qué le voy a hacer? multiplix ego sum.

realidad



soy mas grande ahora, sin duda mucho más grande y justo tengo anteojos.