''el mar borra por la noche. la marea esconde. es como si no hubiera pasado nunca nadie. es como si no hubieramos existido nunca. si hay un lugar en el mundo en el que puedes pensar que no eres nada, ese lugar está aquí. ya no es tierra, todavía no es mar. no es vida falsa, no es vida verdadera. es tiempo. tiempo que pasa. y basta''
A. Baricco

domingo, octubre 18

que los dioses

Criatura, ¿Hacia dónde arrastras tu acelerado pie por las habitaciones? Resiste y reprime tus iras y refrena tu ímpetu. Insegura ha llevado sus pasos, cual ménade inspirada por dioses, cuando enloquece después de que ha sido presa de un dios: por la cumbre del Pindo nevado o por las alturas de Nisa, así corre ella por aquí y por allá con movimiento feroz llevando en su rostro señales de delirio frenético. Su candente faz convoca aliento desde lo más hondo, grita, sus ojos riega con copioso llanto, sonríe: aquella capta muestra de todo sentimiento. Se paraliza, amenaza, se agita, se queja, gime. ¿Adónde podría tender el peso de su alma, dónde depondría sus amenazas, dónde se quebrará el oleaje? La desborda el delirio. No repasa consigo un crimen fácil o mediano, se superará: hemos conocido indicios de su vieja ira. Se aplica a algo grande feroz, desmesurado, impío: percibo el rostro del delirio. ¡Que los dioses engañen a miedo!”

No hay comentarios.:

realidad



soy mas grande ahora, sin duda mucho más grande y justo tengo anteojos.