''el mar borra por la noche. la marea esconde. es como si no hubiera pasado nunca nadie. es como si no hubieramos existido nunca. si hay un lugar en el mundo en el que puedes pensar que no eres nada, ese lugar está aquí. ya no es tierra, todavía no es mar. no es vida falsa, no es vida verdadera. es tiempo. tiempo que pasa. y basta''
A. Baricco

sábado, abril 24

abril

me leí en cada una de tus palabras, en cada fonema había un rasgo que me explicaba que vos sabías que siempre en esas calles habrían sedimentos de lo que yo ya había querido olvidar tan vehementemente en pos de frenar esa clase de carrera ridícula, restos de horas, de nada más que unos nosotros jóvenes atemporales e inocentes. cambió la estación y yo, aún deslizándome bajo los árboles de vez en cuando me acuerdo de que esa música, en este o aquel lugar, es tan vos, tan viaje, tan humo, tan noche. cambió la estación, y de a ratos espero algo, inmaculada de todos los signos que dejaste de pronunciar, porque sin, ya no soy más para un vos de lo que puedo inventarme que conjeturo. porque todo finaliza al decir que la relatividad está en cada segundo, inescapable, atenazante. regresas sólo en palabras, tan parcial. y nuestro lenguaje es libre, multívoco y negativo, definido. 
inconscientemente, esto es sólo un.

miércoles, abril 21

 rompé
           rompé
       rompeme 
  todo el cuerpo

fuerte

de noche

donde vos quieras

   así grito
                     que supe morirnos

lunes, abril 19

uno


Abrió los ojos, inconsciente, pasándose la mano por la frente, y se sintió mojado.
y con un olor ferroso entre los dedos.
respiraba raro y sobretodo, espeso.
miró hacia el piso, porque pateó en el piso
y ahí, su hermano, boca arriba, respirando aún más denso y húmedo
y sobretodo, muerto.

sábado, abril 17

lunes, abril 12

un o


estás más allá tan
                         allá
                      y acá yo te estoy,
            un oliverio.


mudándome continuamente 
de repente en un pájaro,
                   o bajo la sábana
                         o en un tren.
consiguiéndote verme, impasible. 

 (unoliverio)


realidad



soy mas grande ahora, sin duda mucho más grande y justo tengo anteojos.