''el mar borra por la noche. la marea esconde. es como si no hubiera pasado nunca nadie. es como si no hubieramos existido nunca. si hay un lugar en el mundo en el que puedes pensar que no eres nada, ese lugar está aquí. ya no es tierra, todavía no es mar. no es vida falsa, no es vida verdadera. es tiempo. tiempo que pasa. y basta''
A. Baricco

viernes, abril 6


acompañábamos lo que éramos durante todo el trayecto
a veces yo lo miraba de reojo, así, como para ver si seguía ahí
vos, en tanto, significabas distinta la distancia.
creo que me cansé de las palabras cruzadas, dijiste.
y tu voz peculiar resonó hueca.
quise ser tanto 'más témpano y menos mujer'
y sólo vi tus labios despedirse.
desencontrándonos,
manosié esas pelusas de frazadas que siempre tengo.
-nunca sé con cuánta deliberación-
ocupada en una fruición deconsolada y automática
ya ni sentía el olor múltiple de las calles.

sabés cómo ubicarme
todavía te debo algunos libros.
no te presiones:
nos aburrimos nomás.


realidad



soy mas grande ahora, sin duda mucho más grande y justo tengo anteojos.