''el mar borra por la noche. la marea esconde. es como si no hubiera pasado nunca nadie. es como si no hubieramos existido nunca. si hay un lugar en el mundo en el que puedes pensar que no eres nada, ese lugar está aquí. ya no es tierra, todavía no es mar. no es vida falsa, no es vida verdadera. es tiempo. tiempo que pasa. y basta''
A. Baricco

miércoles, julio 28

-

voy a masticarte,
con todas tus palabras virginales.
a sentir tanto placer.
eso faltaba, de alguna manera al tragarlas,
voy a poseerte
estás muerto, consumido,
lamido,
desde la conjunción
hasta el último párrafo, conclusivo,
según la atmósfera que pretendiste, plástico.
llorá que todos nos vamos a morir
y nos vamos a olvidar.
llorá.

sábado, julio 24

speculatio

sed longe
abutor nocte integra tibi
perceptio tui faciei 
 scelesta excogitatio est
peritis occulis


sos la intelección por la que más amerito
con esa lengua que ubicua
elucubradoras manos
sexo intensivo y marítimo,
a saber, desaparecida la sensación,
el homicida tiempo,
mi apetito intelecto es autosuficiente.

martes, julio 20

*


fundamentalmente supo que era toda la ausencia que podía cargar.
era una absoluta inexistente e invisible.
inmiscuyéndose antes de que tocaran el timbre al chofer,
rozando a quienes bajaban consigo o entre ellos,
sin hacer el menor ruido, la más insignificante presencia.
nadie para todos los nunca que se te pudiesen ocurrir, vos tan razonable indiferente.
era la negación más cínica, cítrica.
la extranjera más anónima, esquivada incluso sin su pretensión por los autos.
se codeaba con los vacíos, que circundaban fríos de escarcha de un par de junios.
espacialmente inconmesurable,
conceptualmente inaprehensible, sin negación ni oposición saussurianas.
dejó de comprender que tenía ropa, pelo, cuerpo.
sólo era ablativos plurales.


*


y entonces la literatura me reconstruye, me sublima.
y aunque estés terriblemente muerto,
y todo sea tan disfórico, 
parentético,
cerciorás para mí ávida y velozmente
la multiplicidad
y el goce más intransigente

martes, julio 6

ahogada o todo lo que se calla más allá

sibila, bien dispuesta, sí.
cuánto de vos se quemó en ese instante
vi cómo se extinguía, ciego.
nunca hice tanto por acercarme.
quise abarcar todo lo que alcanzara
hasta que se desarmó, se disolvió.
hice un pacto, bien sola, bien errónea.
desde entonces supe que iba a ser cómplice.
testigo,
si hubieses compartido, insalvable.
casi muy conciente llegué adonde siempre supe.
testigo durante todas las noches
sincrónica, histriónica, sádica.
jamás sabrás cuánto intenté.
nunca, nunca? no.
basta el olvido omnisciente.
e incontestablemente la incisión sucede más profunda.
anegada sin posibilidad de respiración
de catarsis, contingente, continente.
si algo ocurriera, quise, demasiado.

sábado, julio 3

está pasando algo muy grave.
me voy a largar a llorar, ay.

realidad



soy mas grande ahora, sin duda mucho más grande y justo tengo anteojos.