''el mar borra por la noche. la marea esconde. es como si no hubiera pasado nunca nadie. es como si no hubieramos existido nunca. si hay un lugar en el mundo en el que puedes pensar que no eres nada, ese lugar está aquí. ya no es tierra, todavía no es mar. no es vida falsa, no es vida verdadera. es tiempo. tiempo que pasa. y basta''
A. Baricco

miércoles, diciembre 30

duele



entonces parte de mí se derrama
salpicando los tobillos




martes, diciembre 29

¿cómo hago para volver sin las manos empapadas?
¿cómo para saber que hay algo dentro que aún puede servir?
¿cómo para sentir con certeza que ese será un final posible
                                          pero que me falta el mientras? 

cuándo escriba mi espalda con palabras nuevas.
entonces.
en la cavidad del silencio, una gota de tinta.

domingo, diciembre 27

senza título I

En la sombra del viento
me llegó la sal del mar.
Que me circundara, que me contrajera en un balbuceo anodino
en palabras que no se oyen en medio del agitado discurrir de las olas,
que no me dejara mayor escapatoria
que la vastedad, que la inconsciencia
y la intolerancia de las que gemían contra las rocas
y se arrastraban agobiadas por la arena.
Todo eso querría -eso, que soñé compartido-
sería el auxilio.
Si llegara,
sal arriba, sal abajo
sería yo el mar -yo-
[Dijo que] mi reflejo -y eldevosyellos-
está en el agua
que quema impetuosa, sin contemplación
para volver a empezar
                         virgenincólume
Y será siempre un ir y venir.
Ahí, de nuevo
seré la que jamás fue
porque quien entra y sale -leí-
regresa con un poco de mar
ineluctable


silencioso, espera, tu inconcebible -escabroso- fin está adonde llegue mi mano con ojos de pez

soñé con tu poema
no te habías ido
pero inexplicable,
                            dejé de verte

don't do this to me, again

sábado, diciembre 26

el olor a lluvia furiosa que me trae el sur -el sur-
no dejar de pensar en lo que el mar sería si
Por la blanda arena, que lame el mar, su pequeña huella, no vuelve más
pasar la lengua por los labios morados
y sentir los resabios dulces del vino
tirarme boca arriba en la tierra fresca, la boca
tu boca junto a mi boca, paloma, palomita hay.
ver hacia el cielo
Por el cielo, ahí van!, desplomándose.
arrancando con los ojos las hojas de ciruelo
y las copas de pino azul, el sol
vuelve luz al camaleón, del cielo gris al sol 
o apoyada mi pera en el suelo
ver las raíces a través del pasto y las hojas secas
me enamoré de tus hojas secas, me enamoré del futuro incierto,
me enamoré de todos los días en que nos vimos por vez primera otra vez



viernes, diciembre 18

senza título

elmarelmarelmar
en la longitud de una visión inabarcable,
tu perfil.
el silencio en el medio de mis pies y el agua que regresa
entre suspiros de bordes que no existen por dos.
únicos.
estás tan allá del mar
la marea -la marea- subrepticia te trae, despacio
cuando lo que me dejaría creerte es cubierto por una doble noche
en ese instante te trae
entonces sólo veo lo que quedó, perdido, de tus piernas en la arena
cómplice ella de tu falsa intención de quedarte para siempre con mi gesto
ése mío que combina con la vastedad del mar -me dijiste- o lo inventé-
mañana el mar -sólo él- me hará olvidarte,
sé que ahí -en la nada de lo que sólo puede casi ser- ya no vas a estar.
te busco en el mar
busco en el mar
en el mar
elmar



domingo, diciembre 13

se aferró a mis huesos
abandonados en el suelo
la fusión se consumó en un abraso vehemente
sin confín
entonces la muerte natural fue agua
y yo barro
desaparecidos en un azul transeúnte


miércoles, diciembre 9

lo abrí y salió
del ojo un beso
rodó escaleras abajo
se llenó de pelusas
y me lo guardé en el bolsillo:
tus labios estaban resecos.
el tiempo.
en la soledad de bolsillo
se esconde lo sin-nombre
impronunciable
peroperopero

no, no me sale


vomité otra vez
las palabras me cayeron mal
los gestos sólo me producían naúseas
como un engranaje en la garganta
sólo me incitaba a escupir lo que me producía tu voz
inventada, pero tuya
sólo conozco las letras que te nombran
cuánta cosa pululenta

y yo que evitaba la reincidencia

martes, diciembre 8

y la brecha es enorme hoy
qué tal López, te dije
moviste la cabeza
y el mundo se cayó
hacia un costado

lunes, diciembre 7

no, no, no, no
sos literatura
y es la muerte.

miércoles, diciembre 2

VII

hoy en la sombra vi cómo el agua se deslizaba por mis pechos,
entonces lo recorrí todo con tus dedos
          para que te confundieras en mi cintura
y te olvidaras porqué habías venido.

noche

me callo porque puedo desapercibirme
abrir un ojal y oír la sola dimensión del otro lado
me dejo ahí, sentada y muda
para metamorfosearme en todo lo que menos dure,
en lo más ínfimo de la noche
entonces sólo basta un gemido
y sé que está:
un fantasma de lo que serías
si te eligiera inconciente.

realidad



soy mas grande ahora, sin duda mucho más grande y justo tengo anteojos.