''el mar borra por la noche. la marea esconde. es como si no hubiera pasado nunca nadie. es como si no hubieramos existido nunca. si hay un lugar en el mundo en el que puedes pensar que no eres nada, ese lugar está aquí. ya no es tierra, todavía no es mar. no es vida falsa, no es vida verdadera. es tiempo. tiempo que pasa. y basta''
A. Baricco

lunes, noviembre 1

tu voz que asumo



no sé qué decirte que hagas
con este cuerpo de música
con esta superficie 
sin narrativa estricta
yo entro en conjunción, 
tan simple
sintiendo cómo manipulas las palabras
y las hacés tan preciosas

ah, quién inventó la frontera

así, con una guitarrita 
o una cuica
y tu voz que asumo marina
pausada, 
caliente, 
de verano.

en este marco tal vez la vía tradicional no funcione,
voy a tener que tomar tu casa, obligada por la coyuntura y la necesidad.


5 comentarios:

Anónimo dijo...

bueno, en algunos contextos está bueno ser tomado.
Yo estoy esperando que alguna chica me tome, con ímpetu, espíritu de lucha, con tres de azúcar y limón. Que me tome por sorpresa, que me incendie y saque las sillas afueras, que haga clases públicas en el patio que no tengo y asambleas generales en mis noches de insomnio. ¡Adelante, compañera, vaya nomás por la vida tomando casas y voces!

yo

Elena Lechuga dijo...

Escribir con palabras a base de cuerpo. Me ha encantado el enlace de ideas, expresiones y palabras.
Un gusto leerte.

Leo Mercado dijo...

Habrá que improntarle a ese cuerpo una poética imprecisa, entonces...
Un beso grande.

Jules dijo...

Elena Lechuga! gracias, desde lejos!
muy lindo, ya pasaré por esos lados.

habría que tantas cosas, mirá, Leo.
jajaj, la loca era re negativa.
nah.
me gusta que vengas.

besos,

emiliano martínez dijo...

ocupa!

realidad



soy mas grande ahora, sin duda mucho más grande y justo tengo anteojos.