''el mar borra por la noche. la marea esconde. es como si no hubiera pasado nunca nadie. es como si no hubieramos existido nunca. si hay un lugar en el mundo en el que puedes pensar que no eres nada, ese lugar está aquí. ya no es tierra, todavía no es mar. no es vida falsa, no es vida verdadera. es tiempo. tiempo que pasa. y basta''
A. Baricco

jueves, septiembre 23

concubitu

Intento saber si los cuerpos se encastran encadenados
con la crueldad de un vacío y lento tiempo que ya es intraducible.

Temo que la respuesta es precisa y fulminante.

Los miembros se disocian, se enroscan pero jamás llegan a tocarse,
antes se curvan, sin llegar al contacto,
el contacto eléctrico que los mantendría coherentes con la armonía de los otros.

Mercurio no tendría motivos de burla.

Pero quién sabe si es prudencia el falso enlace
o es ignorancia sin voluntad
o es el olvido de cómo es la verdad más rígida
de que no hay más nada
de que ya no hay nadie posible.
sólo un alguien entre los zócalos de este mausoleo
empapado de vacío y lento tiempo y humedad.

Supe arder y perder, bajo tu desdeñable cohorte.


Ovidio, bajo tus pies y mi cuerpo, la militia amoris.

No hay comentarios.:

realidad



soy mas grande ahora, sin duda mucho más grande y justo tengo anteojos.