''el mar borra por la noche. la marea esconde. es como si no hubiera pasado nunca nadie. es como si no hubieramos existido nunca. si hay un lugar en el mundo en el que puedes pensar que no eres nada, ese lugar está aquí. ya no es tierra, todavía no es mar. no es vida falsa, no es vida verdadera. es tiempo. tiempo que pasa. y basta''
A. Baricco

martes, marzo 2

ni rastros de su sombra

Llevaba todo el tormento que se podía a esa hora de la noche y la temperatura, 
y esa remera verde -una de las pocas con las que se manejaba él, parecía- 
cuando lo vio, caminando tan particular. 
Extrañada, optó por cruzar la calle. Dudando la seguridad, una centésima después, 
se volteó para buscarlo: Y sólo quedaba el tormento, ni rastros de su sombra.

Entonces se dio cuenta de que sabía inventar cuando se olvidaba los lentes. 




3 comentarios:

P. dijo...

La verificación de la palabra me dice "petsho". Tu blog está lleno de mensajes subliminales, como el "tenés que escribir" y el "si querés, cantá". Muy lindo todo, pero creo que estoy mareada, che.

Jules dijo...

jajaja.
bue, no tanto, che. (?)

AC dijo...

la otra vez hice un mini pollock bastante lindo acá en tu blog, pero lo perdí. Fue como cruzar de vereda o bajarse antes del colectivo. Y yo no sé si es que vivimos de encuentros o desencuentros de ese estilo, pero me gustó lo que escribiste.

realidad



soy mas grande ahora, sin duda mucho más grande y justo tengo anteojos.